Lenguaje económico tóxico

Es evidente, con el lenguaje se cuelan, muchas veces de manera sutil, diagnósticos. Siempre es así, y la economía no es una excepción. Todo lo contrario, los términos -en apariencia técnicos, neutrales y asépticos- del discurso económico convencional contienen un relato de la crisis, de su origen y de la hoja de ruta a seguir para su superación. Sigue leyendo

Anuncios

Cambio demográfico y colapso ecológico…¡cuánta hipocresía y miopía!

Cuando se habla de transición demográfica saltan todas las alarmas por las consecuencias del envejecimiento de la población. Los economistas conservadores y el establishment político y mediático aprovechan para poner sobre la mesa la (supuesta) insostenibilidad de las pensiones públicas, defendiendo su congelación y privatización. Una ruptura en toda regla del pacto social, un cambio radical de las reglas del juego en beneficio de los de siempre, los poderosos. Sigue leyendo

¿Es el objetivo de la política económica la creación de empleo?

Desde 2013, la mayor parte de los países comunitarios han registrado un crecimiento en su Producto Interior Bruto (PIB); a partir de 2016, todos, sin ninguna excepción. En ese contexto, moderadamente expansivo, los registros en materia ocupacional han evolucionado en un sentido positivo. Entre 2013 y 2017, la tasa de empleo en el conjunto de la Unión Europea (UE) ha aumentado en 3,3 puntos porcentuales, mientras que la de desempleo se ha reducido en 3,2 puntos. En nuestra economía los porcentajes han resultado todavía mejores: el empleo ha crecido 6,5 puntos y la caída del desempleo ha sido de 8,9 puntos. Sigue leyendo

El Fondo Monetario Internacional en la batalla política

Podemos leer el último informe del Fondo Monetario Internacional (FMI) en clave estrictamente económica. Analizar si, como afirma una y otra vez esta institución, el aumento del salario mínimo limita la creación de empleo entre los trabajadores menos cualificados; si vincular el aumento de las pensiones a la inflación dispara el déficit presupuestario; si hay que dar una vuelta de tuerca a la reforma laboral, en la dirección de desregular todavía más el mercado de trabajo. En estos y otros asuntos, la economía crítica tiene una posición radicalmente diferente; posición sostenida en un diagnóstico muy distinto del mantenido por el FMI y en una abundante evidencia empírica.

Sigue leyendo

Italia, Europa, déficit público y populismos

La magnitud del déficit público y la senda de reducción del mismo enfrentan al gobierno de Italia y a la Comisión Europea, la cual ha rechazado y obligado a rectificar el borrador de presupuesto presentado. La lectura política, interesada, que se hace de ese desencuentro es la pugna entre el populismo irresponsable, abanderado por los dirigentes italianos, y la defensa firme de la construcción europea por parte de las autoridades comunitarias. Sigue leyendo

Contra la subida del salario mínimo, entre la indecencia y la ignorancia

Unidos Podemos y el gobierno del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) han suscrito un acuerdo para los Presupuestos Generales de 2019. Uno de los puntos centrales del mismo ha sido la decisión de elevar el salario mínimo desde los 736 euros actuales hasta los 900.

Como cabía esperar, los políticos y los economistas de derechas han abierto la caja de los truenos, sacando su indignación a pasear por los medios de comunicación y lanzando todo tipo de amenazas sobre los supuestos efectos catastróficos que se derivarán de esa subida. El Fondo Monetario Internacional, siguiendo una práctica que es habitual en esta organización, ha entrado inmediatamente en la refriega, advirtiendo asimismo de las consecuencias perversas que, de llevarse a cabo, tendrá sobre nuestra economía. Lo mismo ha ocurrido con los dirigentes de la gran patronal. Todos de acuerdo. Sigue leyendo

Acuerdo de Presupuestos Generales del Estado: Luces y sombras

Fernando Luengo y Manuel Garí
Economistas y miembros de Podemos y colaboradores del blog de econoNuestra

El documento “Acuerdo de Presupuestos Generales del Estado 2019: Presupuestos para un estado social” suscrito entre el gobierno del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y el Grupo parlamentario confederal de Unidos Podemos/ En Comú Podem/ En Marea supondrá, si se lleva a cabo, una mejora de las condiciones de vida, en algunos aspectos importante, para amplios sectores de la población. Son varias las trabas que todavía tienen que superarse para sustanciarse realmente en los Presupuestos Generales (PPGG): el visto bueno de la Comisión Europea, lograr el apoyo de las fuerzas nacionalistas e independistas vascas y catalanas y mantener la presión (social y política) vigilante para que esas cuentas no se desvíen y, aún más, para que realmente sean un primer paso seguido de otros muchos. Sigue leyendo

La desvergüenza del Fondo Monetario Internacional

Como si formáramos parte de un engranaje que gira una y mil veces alrededor del mismo eje; como si el tiempo, perezoso, se resistiera a avanzar; como si estuviéramos condenados eternamente a contemplar la misma desgastada imagen. Esta es la abrumadora sensación que tengo cuando escucho o leo los diagnósticos y las recomendaciones de los economistas y los responsables del Fondo Monetario Internacional (FMI). Inquieta pensar el enorme poder que concentra esta institución para hipotecar las políticas de los gobiernos y vencer las resistencias de los pueblos. Sigue leyendo

El sector servicios como el motor de la creación de empleo

Los servicios han sido, desde hace décadas, el principal baluarte de las políticas ocupacionales de las economías europeas, y, en general, del mundo capitalista desarrollado. Este sector –que agrupa a un heterogéneo conjunto de actividades que presentan como denominador común ser relativamente intensivas en la utilización de trabajo– ha absorbido buena parte del empleo “liberado” por la agricultura y la industria.  Sigue leyendo

Armas o puestos de trabajo. Un dilema inaceptable

“Producir y vender armas o más desempleo y menos ingresos en concepto de exportación”. Este es el dilema, en apariencia ineludible, al que nos enfrenta la dura y exigente realidad, a cuenta de los contratos de suministro de diferente material militar comprometidos por nuestro gobierno con el de Arabia Saudita.

Las grandes corporaciones y los lobbies empresariales que conforman la industria militar lo tienen claro (y no quieren ningún debate público al respecto): seguir, con la complicidad del poder político con el formidable negocio de la producción y venta de armamento. Para ello necesitan mercados, que estos grupos encuentran y alimentan en los numerosos conflictos militares, que sufren principalmente los países pobres, en los gobiernos represivos y en las redes que articulan el terrorismo internacional. Sigue leyendo