Los mercados no están vacios

Pues no, no lo están, a pesar de que se hayan vertido toneladas de tinta para presentar un espacio sin actores (o con actores que no pueden influir en el espacio). Mercados guiados por una especie de mano invisible, misteriosa y racional, que gobierna los procesos económicos, premiando la eficiencia y penalizando el despilfarro.

Por superficial e irrelevante que pueda parecer esta visión de las cosas, dominaba y domina -contra viento y marea, contra la apabullante evidencia suministrada por la crisis- el lenguaje y los espacios académicos. Como mucho, se acepta, no sin resistencias, que esa mano invisible puede errar algunas veces, pero no hay que preocuparse, pues inmediatamente los mercados activarán los dispositivos que restablecerán los equilibrios… o el detestado sector público acudirá a socorrer, con recursos de todos, al muy eficiente sector privado. Sigue leyendo

Un nuevo capitalismo, más oligárquico y autoritario

La gestión que se está haciendo de la crisis económica dentro de la Unión Económica y Monetaria está creando las condiciones, sino las ha creado ya, para un viraje sustancial en la configuración sistémica de los capitalismos europeos; viraje que se inició mucho antes de la implosión financiera, al menos desde que se impuso por doquier la doctrina neoliberal, a partir de la década de los ochenta del pasado siglo, pero que ha sido en los últimos años cuando ha alcanzado más entidad y visibilidad.

El protagonismo de la troika –bajo esta denominación se reúnen tres instituciones de carácter intergubernamental, la Comisión Europea, El Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional- que ha impuesto sus políticas a gobiernos, parlamentos y ciudadanía, y la centralidad adquirida por Alemania, que ha hecho valer e imponer sus intereses y los de sus aliados, trasladándolos a las instancias comunitarias, constituyen dos elementos esenciales de un proceso de mayor amplitud, calado y trascendencia que está propiciando una transformación estructural de los equilibrios, los consensos y las relaciones de poder. Sigue leyendo

Poder, oligarquía y crisis económica

El contrapunto del estancamiento salarial de las últimas décadas fue la creciente concentración del ingreso, que afectó –de manera general, aunque con desigual intensidad-, al conjunto de las economías comunitarias, incluidas aquellas que se caracterizaban por una tradición relativamente igualitaria. Este proceso concentrador ha sido uno de los factores –por supuesto, omitido por la visión dominante de la economía- que dan cuenta de la crisis actual.

El grupo que se benefició del referido proceso concentrador invirtió una parte sustancial de sus ingresos en productos y servicios financieros (surgidos, en parte, de los títulos de deuda generados en el mercado hipotecario), con los que se obtuvieron lucrativas rentabilidades, que retroalimentaron el circuito financiero, sin que ello revirtiera en la economía productiva. De este modo, cada vez más, se confundían los intereses de los ricos y los de la industria financiera, que contribuyeron a levantar. Sigue leyendo

Taking stock: Why executive pay results in an unstable and inequitable economy

Texto publicado por W. Lazonik. White Paper, Roosvelt Institute, 5 de junio de 2014

Sugerente texto donde W. Lazonik reflexiona sobre el impacto de las altas retribuciones recibidas por los altos directivos de las corporaciones en forma de stock options. Éstas representan una parte muy elevada de la compensación de los TOP y se acuerdan en espacios integrados por grupos de ejecutivos y de empresas consultoras afines, aprovechándose, además, de  entornos reguladores muy favorables a sus intereses. El autor analiza, asimismo, los estímulos perversos que las retribuciones -de los directivos y de los grandes inversores- basadas en el valor de las acciones, introducen en la gestión de las empresas, al promover actuaciones cuyo objetivo fundamental es aumentar su valor en bolsa.

Ver texto en: http://rooseveltinstitute.org/sites/all/files/Lazonick_Executive_Pay_White_Paper_Roosevelt_Institute.pdf

How capitalists learned to stop worrying and love the crisis

Bichler, S. y Nitzan, J., Real-world economics review, nº 66, 2014

Los autores cuestionan que el objetivo de los capitalistas y de las políticas económicas que materializan sus intereses sea hacer máximo (en la situación actual, restablecer) el crecimiento económico. Su razonamiento se sostiene en la idea de que las oligarquías persiguen, antes que nada, reforzar su poder; otro elemento nuclear de su argumentación consiste en enfatizar los aspectos distributivos. Con este enfoque, aportan evidencia empírica donde se pretende demostrar que la mayor concentración de renta riqueza se ha dado en periodos de estancamiento y elevado desempleo.

Ver texto en: http://dissidentvoice.org/2013/11/how-capitalists-learned-to-stop-worrying-and-love-the-crisis/