Desmitificando la globalización

Quienes reivindican a capa y espada los beneficios de la globalización ponen el acento, sobre todo, en el mayor crecimiento asociado a la apertura e internacionalización de los procesos económicos; estos beneficios de producirían como consecuencia de la intensificación de la competencia, la profundización de los mercados, el acceso al conocimiento y la tecnología más avanzada y la movilidad internacional de los capitales, financieros y productivos. Siguiendo este razonamiento, cabría suponer que los años de más intensa globalización, en comparación con periodos previos, han dado lugar a un plus de crecimiento; asimismo, los países más comprometidos con los procesos de apertura externa habrán cosechado mejor balance en términos de crecimiento.

Desmitificando la globalización

Anuncios

Globalización y salarios. Más allá de la austeridad

A menudo se asocia la represión salarial con las políticas de ajuste presupuestario y con la búsqueda de posiciones competitivas en el mercado internacional. Esa asociación es, sin duda, correcta. La pérdida de capacidad adquisitiva de los salarios y la degradación de las condiciones de trabajo tiene mucho que ver con esas políticas, aplicadas en los años de crisis. Propongo al lector, no obstante, trascender la coyuntura de la Gran Recesión para situar la reflexión en la impronta globalizadora de las últimas décadas. Sigue leyendo

¿Qué demonios quieren los inmigrantes?

Quiero referirme en estas líneas a las migraciones que no han dejado de crecer en los últimos años. Las que protagonizan personas de todas las edades que huyen de las hambrunas y las guerras; también de las devastadoras consecuencias del cambio climático (que afecta a la vida de todos, pero que lo padecen especialmente los pobres del planeta). Las que incomodan, preocupan y perturban al establishment, y que no queremos tener cerca. Las que sólo son cabecera de los medios de comunicación cuando vienen asociadas con grandes tragedias humanitarias; luego pasan a lugares periféricos de las páginas interiores de los periódicos de gran tirada, para desaparecer a continuación, sin dejar huella. Sigue leyendo

No al TTIP, ¿sí al comercio internacional?

Lo han intentado, pero no lo han conseguido.

A pesar de que los negociadores de la Comisión  Europea y del gobierno estadounidense han intentado mantener en secreto las negociaciones, el Acuerdo Transatlántico de Comercio e Inversiones, más conocido por el acrónico inglés TTIP, ha entrado con fuerza en la opinión pública. Gracias a Greenpeace, que ha filtrado documentos confidenciales del proceso negociador, los grandes medios de comunicación han llevado a sus portadas este asunto que, pese a su trascendental relevancia, había pasado hasta ahora casi de puntillas. Si bien, para ser justos, hay que decir que un buen número de plataformas y colectivos han realizado una tenaz tarea de informar y movilizar a la ciudadanía sobre las consecuencias de gran calado, para la economía y para nuestra vida, que, en caso de salir adelante, tendría el TTIP. Sigue leyendo

La globalización a debate

Convergencia. Término que quiere simbolizar el cierre de la brecha que separa a los denominados países desarrollados de los subdesarrollados (calificativos discutibles sobre los que ahora no entraré). Una de las supuestas ventajas de la globalización económica –comercial, productiva, tecnológica y financiera- debía consistir, según sus defensores, en que, en un escenario donde todos ganarían, los que más lo harían serían los países más atrasados. No creo exagerar si digo que éste ha sido uno de los mantras más repetidos desde la economía dominante. La globalización a debate